5 mujeres que han hecho historia en Nicaragua

En Nicaragua, la participación de la mujer ha sido crucial en diferentes ámbitos como el político, económico, social, científico y cultural, sin embargo muchas veces han sido silenciadas por los libros de historia, donde se relatan sus hazañas de manera muy superficial y reducida.  Por las mujeres de ayer y para las de hoy y las del futuro desde Nica WomanTech compartimos  sobre 5 mujeres nicaragüenses que han sido una gran influencia y han dejado una llama ardiente en la historia del país.

Josefa Toledo, pionera en educación y activismo femenino

La educación es un ámbito social, crucial para definir el futuro de un país, la chontaleña Josefa Toledo de Aguerrí fue una educadora con un pensamiento muy avanzado para los estándares establecido a inicios del siglo XX. Esta noble mujer, en 1918 publicó la “Revista femenina Ilustrada” lo que se tradujo como un espacio de denuncias sociales para las mujeres de esa época que querían expresar sus opiniones sin censura alguna.

Toledo, también es considerada la primera feminista nicaragüense, puesto que su visión se basaba en que las mujeres debían labrar su camino por sus propios méritos y no sujetadas o dependientes a un hombre, esta filosofía la introdujo en muchas mentes de mujeres nicaragüenses desde las aulas de clases y su medio impreso, logrando de esa forma cambiar poco a poco la cultura machista de las féminas y siendo reconocida en 1950 con el título “Mujer de las Américas”.

Concepción Palacios, la primera Centroamericana reconocida en las ciencias

Un camino forjado a bases de mucha persistencia y amor por el crecimiento fue la moraleja que dejó grabada en la historia Concepción Palacios, quien tuvo una vida de mucho sacrificio y esperanza. Esta honorable mujer nació en el Sauce en 1893, durante una época donde ser mujer era estar destinada a la ignorancia y la sumisión. Sin embargo, Palacios tuvo un destino diferente al de sus antecesoras, puesto que su padre Pío Palacios Urbina y su madre Baltazara Herrera  fueron las primeras personas en proyectar en ella el deseo de superación.

Por un lado, su mamá fue una gran inspiración para que Concepción estudiará medicina en un futuro y por otra parte su padre la alfabetizó hasta 4to grado de primaria. Posteriormente, la matriculó en 5to grado de una escuelita que había en el Sauce y la apoyó junto con su esposa, para que sus cuatro hijas y 3 hijos terminaran su primaria en León donde debían viajar horas a caballo.  Sin embargo, no pudieron seguir costeando sus estudios, por lo que la pequeña soñadora, envió una carta al ministro de esa época solicitando una beca, la cual fue aceptada una semana después de su petición.

A pesar de ser expulsada y discriminada por su pobreza, Palacios nunca desistió y estudió la carrera de medicina en la Universidad de León, una carrera que se creía que estaba diseñada exclusivamente para hombres y por ende la sociedad destinaba que las mujeres no podían, ni debían desafiar el orden social. Cansada del hostigamiento, viajó hacia México donde concluyó sus estudios con las más altas calificaciones como médica y cirujana en 1927. Posteriormente, hizo posgrado en Estados Unidos y México convirtiéndose en una gran especialista obstetra y cirujana.

Violeta Chamorro, la presidenta de la paz

Hace 30 años, el 25 de febrero de 1990, Violeta Barrios de Chamorro tomó el poder presidencial de Nicaragua, lo que significó una paz anhelada después años de vivir en conflictos bélicos y políticos. La expresidenta expresó en su discurso “no puede existir Nicaragua sin libertad porque el alma y la razón de ser de Nicaragua es la libertad”.

Lea aquí sobre cómo la tecnología empodera a las mujeres en el siglo XXI.

Pedro Joaquín Chamorro, hijo de la expresidenta expresó a la Voz de América que su madre llevó a Nicaragua, después una década de guerra a un proceso de “reconciliación, paz y progreso”. Asimismo, logró cambiar una economía de fuera y la convirtió en “una economía de mercado, pujante” y por último consiguió la reconciliación y la institucionalización del Estado.

Barrios de Chamorro, fue la primera presidenta en Nicaragua y la primera presidenta a nivel latinoamericano elegida por el voto ciudadano, significando una revolución para las mujeres a finales de los 90’s.

Bianca Jagger, alma rebelde y defensora de los derechos humanos

Bianca Rosa Pérez Mora-Macías nacida bajo el panorama final de la segunda guerra mundial en 1945, fue esposa del cantante Mick Jagger de la famosa banda de rock Rolling Stone, sin embargo, cambió esa vida custodiada por las cámaras, para ser defensora activa de los derechos humanos entre los que se incluyen los de la mujer. Su pasión hacia la defensa de los derechos de la mujer surge a raíz de la discriminación que recibió su madre, a partir del divorcio con su padre, puesto que en esa época una mujer que solicitará tal petición era una aberración social.

Años después, Bianca estudió becada en París donde conoció a su esposo Mick Jagger. Aunque el mundo del espectáculo puede sonar muy seductor, para la activista era algo muy abrumador, por lo que decidió divorciarse del cantante, y actualmente es una defensora inquieta y rebelde. Entre sus aportes sociales, es la fundadora de Human Rights Foundation, y los temas que ha puesto en agenda a través de su cuenta en Twitter son los del calentamiento global y sus efectos, la economía y los derechos humanos, según relata Vogue.

 

Gioconda Belli, poetisa de la mujer y el poder

Gioconda Belli, nace en 1948, convirtiéndose en una poetisa y novelista nicaragüense siendo los estandartes de sus obras su compromiso con la política y la mujer. En 1972 su talento es galardonado y recibió el Premio de poesía Mariano Fiallos Gil por su obra “Sobre la grama”, dos años después el poeta vanguardista José Coronel Urtecho le dedicó el ensayo “Entrada a la poesía de G.B”.

A nivel internacional, Belli es considerada una de las escritoras latinoamericanas más leídas en América y Europa, donde su novela “Waslala” ha sido un éxito en España vendiendo más 400,000 ejemplares y en Alemania más de un millón, además de hacerse varias ediciones para América Latina.

“Soñar y pensar en grande”, lee aquí la histora de una mujer nicaragüense que fundó su propia escuela en Estados Unidos.

Una luz de esperanza

Estas cinco mujeres no sólo han cambiado la historia de Nicaragua y Latinoamérica, sino que han brindado esperanza y voz para las del sexo femenino que aún en el siglo XXI luchan por conquistar espacios que les han sido negados tanto en el mundo STEM como en el espectáculo, educación y ciencias humanas, además de conseguir que se les valore con los mismos derechos y oportunidades que a los hombres.

Si bien es cierto que la mujer ha tenido una participación más notable en el siglo XXI es necesario recordar cómo se ha llegado a conseguir los privilegios que actualmente se gozan con más libertad, puesto que para las mujeres del siglo pasado fue caminar sobre vidrios en una sociedad que temía a los cambios. 

Fuentes de información tomados de diferentes medios como: La Prensa, El Nuevo Diario, Wikipedia y Confidencial.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s