Educación y Tecnología, aceleradores del empoderamiento económico en las mujeres.

El camino hacia el empoderamiento de la mujer, pasa necesariamente por la educación y el acceso a la tecnología como potenciadores e integradores del género en las nuevas estructuras laborales que existen y que surgirán en los próximos años, resultando en mejora para su calidad de vida de forma sustancial.

Quiero destacar dos brechas que afectan a este empoderamiento y hacia las cuáles debemos apuntar las iniciativas, si queremos un cambio real.

2447934

Primera brecha: La Económica

Según estadísticas mundiales las mujeres ganan menos que los varones en todo el planeta. A esta situación se le suman las tareas no remuneradas (domésticas o de cuidado) que realizan, lo que incrementa las horas de trabajo: de acuerdo a la UNESCO las mujeres que trabajan tienen una jornada más larga en promedio que los hombres empleados; concretamente, las mujeres trabajan 73 minutos más que los hombres en países en desarrollo.

El informe más reciente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indica que la brecha global de ingresos entre hombres y mujeres se acerca al 20%.Si bien el informe -publicado el 17 de diciembre- destaca que 88 de los 149 países encuestados registraron mejoras en el tratamiento de problemas como la brecha salarial y la representación política, también estima que la brecha global de género tardará más de 200 años en cerrarse.

Las mujeres representan el 49,6% de la población mundial, pero constituyen menos del 40 % de la fuerza de trabajo global actual, según dato publicado por la economista Mercedes D’Alessandro, en su libro Economía Feminista.

IMG-20190403-WA0004
El empoderamiento de la mujer se promueve desde diferentes iniciativas como por ejemplo el programa INCAE Leads Mujer, que promueve la educación de alto nivel para empresarias. (cortesía)

En cuanto al desempleo, las mujeres presentan la tazas más altas, y tienen la mayor probabilidad de terminar en pobreza, con jubilaciones mínimas y un menor poder adquisitivo.

Estas condiciones desiguales entre hombres y mujeres, es lo que se denomina la brecha de género, que tiene distintas dimensiones e impactos, y la mejor forma de combatirlo es el empoderamiento de las mujeres a través de educación sumado al acceso a la tecnología como herramienta indispensable de cara al futuro del trabajo.

 

 Segunda brecha: La digital

Hay un “detalle” que existe a nivel general y es la división entre los individuos que sacan provecho de las tecnologías y de internet, esta brecha digital está íntimamente relacionada con el conocimiento y las “habilidades digitales” necesarias para desenvolverse y trabajar en la sociedad actual y en los próximos años. Aquí vamos otra vez: el 52% de los hombres aduce que aprende habilidades digitales nuevas de manera contínua frente al 45% de las mujeres.*

La relación entre las mujeres y la tecnología ha estado históricamente marcada por estereotipos de género donde se percibe que las mujeres resultan ser contrarias a todo lo tecnológico. Por eso es fundamental poder indentificar bien estos estereotipos, realizar acciones para acabar con ellos e incentivar y reconocer la presencia de mujeres en la tecnología a través de múltiples iniciativas. Todo esto resultará en una mejor autopercepción de las habilidades tecnológicas y se logrará una mayor inclusión digital.

Según Informe del Banco Mundial sobre “El desarrollo mundial 2019: La naturaleza cambiante del trabajo”, vivimos en un mercado laboral que evoluciona con rapidez y está cada vez más determinado por la tecnología, por lo que es urgente realizar más inversiones en temas como salud y educación de las personas.

Niñas en stem
Nicawomantech promueve, apoya y visibiliza a las mujeres que están haciendo la diferencia. Porque nos corresponde inspirar. 

Un gran porcentaje de los puestos de trabajo en las próximas décadas, requerirán de habilidades y conocimientos tecnológicos. Si las mujeres no están formadas en estas disciplinas, estaremos ante un retroceso social severo. Debemos trabajar a diferentes niveles de impacto:

  1. Por un lado fomentar en niñas y adolescentes las carreras STEM (Ciencias, Ingeniería, Tecnología y Matemáticas) para que puedan ser creadoras de tecnología e integrarla a su futuro.
  2. Ayudar a las mujeres empresarias y emprendedoras a hacer uso de las herramientas digitales para mejorar su calidad de vida y su entorno.

El futuro está en nuestras manos mujeres, recuerden que:

“Si yo cambio, todo cambia”

Fuentes de información para esta notaeduca y tech-01: Wide Initiative, ONU Mujeres, BBC News, Banco Mundial

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s