A 51 años del alunizaje, conoce el talento femenino que fue clave para esta misión.

Un 20 de julio de 1969 el astronauta Neil Armstrong dejaría su huella en suelo lunar y diría su icónica frase: “Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad”. Aunque ninguna mujer fue parte de la tripulación en ese entonces, si tuvieron participación clave para que la misión fuera todo un éxito.

ea52541fb6230176a89d425a8340bf71
Huella del primer hombre en la luna. (FOTO Wikipedia)

El éxito del Apolo 11 fue posible gracias a un equipo de 400 mil personas, un sector altamente dominado por los hombres en la época (aún ahora) pero donde el talento femenino supo destacar.

Hoy, a 51 años de este paso trascendental para la humanidad, rendimos honor a las mujeres detrás de esta gran hazaña.

Margaret Hamilton

Científica computacional, matemática e ingeniera estadounidense fue quién diseño el programa informático que controló el funcionamiento de todos los sistemas durante la misión espacial.

MARGARET HAMILTON
Hamilton fue autodidacta en programación (Foto Internet)

No todo era tan fácil para Hamilton, pues  según explica en diferentes entrevistas, sus ideas y aportaciones a menudo provocaban la risa entre los hombres que la rodeaban, sin embargo, el software que diseñó para la NASA marcó un antes y un después en la historia de la informática, ya que era capaz de distinguir qué tareas eran importantes y cuáles no, toda una revolución en ese entonces.

Hamilton tenía altos conocimientos en programación, muchos de ellos adquiridos de forma autodidacta y por ello fue parte de la unidad del MIT (Massachusetts Institute of Technology) que trabajaba en el programa Apolo de la NASA.

Su participación en el programa era una gran responsabilidad al que dedicó gran esfuerzo y que resultaba dificil de conciliar con su papel de madre, le tocó muchas veces llevabar a su hija, en ese entonces de 4 años, al laboratorio los fines de semana y las noches.

MARGARET HAMILTON1
Margaret Hamilton (Foto Internet)

Como directora de programación del ordenador de vuelo del Apolo, Hamilton llegó a dirigir un gran grupo de programadores.

Katherine Johnson

La hazaña del 20 de julio de 1969 fue también gracias a la matemática Katherine Johnson, quien calculó el momento preciso en el que la sonda debía abandonar la superficie lunar para que su trayectoria coincidiera con la órbita que describía el Columbia y pudiera acoplarse a él para volver a la Tierra. Sus cálculos resultaron críticos para el éxito del programa Apolo de aterrizaje en la Luna y el inicio de los programas del Transbordador Espacial y del Satélite de Recursos Terrestres (más tarde rebautizado Landsat)

Siendo niña, su curiosidad y genialidad con los números le permitió adelantar varios grados en la escuela, a los 10 años era una estudiante de primer año de secundaria. A los 18 años se matriculó en la universidad, donde avanzó rápidamente en el plan de estudios de matemáticas graduándose con los más altos honores y luego se inscribió en el programa de matemáticas de posgrado en la Universidad de Virginia Occidental.

katherine_wikipedia
Katherine Johnson, conocida como la calculadora humana. (Foto Wikipedia)

Johnson es una de las conocidas como “calculistas del Área Oeste”, un grupo de mujeres afroamericanas que la NASA empezó a contratar en los años 40 (cuando aún era la NACA) y que protagonizaron el libro Figuras ocultas, de Margot Lee Shetterl que también fue llevado al cine en 2016.

Falleció en febrero de 2020 a los 101 años de edad, no sin antes ser ampliamente reconocida por el gran trabajo y trayectoria desarrollada en su carrera.

Joann Morgan

Ingeniera aeroespacial estadounidense  pionera en el programa espacial de Estados Unidos como la primera ingeniera mujer de la NASA y la primera mujer en obtener el cargo de Ejecutivo Senior en el John F. Kennedy Space Center.

En la foto del centro de comando de Apolo 11 se le puede reconocer en medio de un mar de camisas blancas y corbatas negras, era el 16 de julio de 1969 y representó su debut como la primer mujer en esa operación.  Entre otras cuestiones, ella estaba a cargo de verificar que los sistemas de televisión y de comunicación con la nave no sufrieran interferencias para que la comunicación con el vehículo no se viera alterada.

1920px-Joann_morgan_in_firing_room
Morgan, única mujer en el centro de comando del Apolo XII. (Foto Internet).

Sin embargo, no fue fácil llegar hasta ahí, Joann Morgan inició a trabajar para la NASA en 1958, cuando todavía cursaba estudios universitarios, pasó varios veranos como becaria de la Universidad de Florida en la estación que la Air Force tenía en Cabo Cañaveral. Este programa pronto se convirtió en una agencia dedicada enteramente a la exploración espacial: la NASA.

Morgan inició cubriendo el turno nocturno y muchas veces soportó burlas o llamadas poco apropiadas en su escritorio en el Centro Espacial Kennedy, sin embargo tuvo muchos mentores que reconocieron su talento y le ayudaron a forjar su carrera.

Estar en el panel de control de la sala de lanzamientos durante el despegue del Apolo 11 fue quizá el gran momento de su carrera. Morgan desarrolló una carrera ejemplar ocupando distintos puestos dentro de la carrera espacial. Fue una de las dos últimas personas que verificaba el buen estado de los transbordadores antes de partir y también la primera mujer que ocupó una posición ejecutiva en el Kennedy Space Center.

Frances “Poppy” Northcutt

Frances Marian ‘Poppy’ Northcutt es una matemática, ingeniera de la NASA y abogada estadounidense especializada en los derechos de las mujeres. Comenzó su carrera profesional como calculadora humana y luego como ingeniera del personal técnico del Programa Apolo de la NASA durante la carrera espacial.

Durante las misiones Apolo 8, Apolo 11 y Apolo 13, Northcutt estuvo en una sala de apoyo especial a la cual los directores de la sala de control de la misión general podían recurrir en caso de problemas.  A sus 25 años, era la única mujer ingeniera realizando tareas operativas en la sala de control para esas misiones como especialista en el cálculo de las trayectorias para la vuelta a Tierra de la tripulación.

POPPY
Frances Marian ‘Poppy’ Northcutt en su área de trabajo de la NASA. (Foto internet)

El Apolo 17, la última misión a la Luna, aterrizó junto al “cráter Poppy”, llamado así en honor a Northcutt por su trabajo como una de las primeras pioneras en el programa Apolo

La mujer dejará su huella Luna en 2024

Desde aquel Apolo 11, el ser humano ha pisado la Luna en cinco ocasiones más, pero aún a ninguna mujer se le ha dado la oportunidad de dejar su huella en ese satélite.  Se espera que la ocasión llegará en 2024, con el que la NASA pretende retomar las misiones tripuladas a nuestro satélite con su proyecto Artemis (Artemisa) en honor a la diosa griega de la Luna, hermana de Apollo (como la misión que llevó a los primeros hombres a la superficie lunar).

home-art
Foto NASA.

 

Fuentes informativas para esta nota: RTVE, Vogue, Milenio, Wikipedia, NASA, Mujeres con Ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s